Cambio climático podría afectar al 20% de las especies en el Golfo de California

26 de Noviembre 2018

Guaymas.-

El cambio climático podría causar afectación en al menos el 20% de las especies marinas que habitan en el Golfo de California, al incrementarse la temperatura en las próximas décadas hasta en 4.5 grados centígrados.

 

Según estudios de investigadores mexicanos, los periodos cálidos se han ampliado de 1952 a la fecha, y se espera que al 2099 la temperatura se haya elevado de 2 a 4.5 grados, lo que afectaría de forma directa a la reproducción de especies marinas.

 

La temperatura es un factor que influye en el proceso de reproducción, crecimiento y maduración del camarón, la sardina y todas las especies marinas que se comercializan en el Golfo de California, llamado también como el "Acuario del Mundo" por Jacques Cousteau.

 

Las especies bentónicas, aquellas que viven enterradas en el fondo marino y que no tienen capacidad para desplazarse a grandes distancias como las almejas se van a tener que adaptar a los cambios previstos o de lo contrario se extinguirán.

 

Mientras que especies clasificadas como celenterados, entre ellos la medusa, a nivel internacional se están viendo favorecidos al calentarse la temperatura en el mar.

 

Las granjas de camarón, también se verán beneficiadas con la ampliación de los veranos y la reducción de los inviernos, pues la acuacultura es una actividad que requiere temperaturas cálidas.

 

Aunque no se podrá revertir la tendencia del calentamiento global, se requiere que autoridades se comprometan a bajar emisiones de gases de efecto invernadero.

 

EVENTO INTERGLACIAR

 

La investigadora titular en pesquerías del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste, Juana López Martínez, apuntó que actualmente se vive en la sexta etapa de extinción masiva, la cual cada vez que ocurre genera mortandad y desaparición de especies. 

 

Señaló que el anterior evento interglaciar, ocurrido hace miles de años, generó la mortandad del 90% de especies y en esta región se espera un impacto del 20% de acuerdo a algunos investigadores.

 

En la parte del Ecuador, dijo, ya se tienen registros de afectaciones en pesquerías de camarón y langostas por el cambio climático, y eso pasará con otras especies en el Mar de Cortés si no logran adaptarse.

 

Indicó que varios investigadores realizarán un análisis apoyados por Conacyt de los registros del 2000 a la fecha sobre cruceros y muestreos de especies marinas para saber cuáles han ampliado su área de distribución.

 

También, agregó, buscan conocer cuáles especies ya se están desplazando, cuáles pudiera resistir a estas condiciones y aquellas que podrían ser remplazadas.

 

LOS CULTIVOS

 

El cultivo de camarón en granjas acuícolas y la producción de celenterados, entre ellos la medusa, destacó, son algunas de las especies marinas que podrían verse beneficiadas con el aumento en la temperatura de hasta 4.5 grados en los siguientes 81 años.

 

"Lo que vamos a ver es el desplazamiento de especies que son más ecuatoriales, se van a ir corriendo y algunas del Golfo de California que son menos tolerables al calor se van a desplazar si pueden, si son bentónicas y no pueden perecerán", expresó.

 

Explicó que el Golfo de California tiene la característica de ser una zona templada-tropical, donde las especies toleran rangos altos en las variaciones de las temperaturas, lo que les da gran ventaja sobre otras regiones, aunque no se descarta el daño del 20% que predijeron algunos expertos.

 

"Eso hace que haya especies más tolerables a condiciones extremas, pero queremos ver cuáles pudieran verse más afectadas, aquellas especies que tienen menor posibilidades de desplazamientos como son los organismos sésiles o bentónicos", subrayó.

 

Los modelos del IPCC (Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático) de las elevaciones en la temperatura para el 2099, subrayó, son de 2 a 4.5 grados.

 

Si se cumple este modelo, auguró que los inviernos que se viven en la actualidad serían parecidos a los veranos al elevarse el clima.

 

"NIÑO" Y "NIÑA" 

 

Los eventos "Niño" y "Niña" son cada vez más intensos y extremos porque se desarrollan dentro de un periodo más cálido, por ello se desconoce si trae afectación o beneficio a ciertas pesquerías.

 

"Las condiciones son tan variables, no las habíamos visto antes, son tan fuertes y extremas porque se desarrollan dentro de un periodo interglaciar, muy cálido, por eso no me atrevo a decir si afectará o beneficiará a las pesquerías", comentó.

 

Las autoridades, consideró, deberían ponerse las ‘pilas’ para tomar acciones y empezar a buscar medidas de adaptación que ayuden a amortiguar el calentamiento que se prevé llegue en los siguientes años.

 

Aseguró que el aumento en la temperatura es irreversible por el daño en la atmósfera, pero se requiere que se comprometan a bajar la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero.

 

"La tendencia es que el calentamiento no se va a revertir, nosotros vamos a tener que adaptarnos, porque aunque dejáramos de emitir gases de efecto invernadero el daño ya está hecho", finalizó.

elimparcial.com